Audi en el “gigante asiático”: se venden más que en Estados Unidos