Un badén donde el coche solo bota si va demasiado rápido