Bromas pesadas: coche plastificado