Fernando Alonso conduciendo el SLR McLaren con Lobato