Historias del Motor

Jeep Mahindra

Esta es la curiosa historia de los Jeep que tienen piezas originales de Jeep pero que han sido ensamblados en la India.

En los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial, dos hermanos, J.C. y K.C. Mahindra, comenzaron a ensamblar el Jeep Willys en la India importando las piezas de Estados Unidos. Al principio tan solo un 10% de las piezas de los Jeeps de Mahindra, estaban fabricadas en la India. Despues tras por imperativo del gobierno indio tuvieron que aumentar el número de piezas fabricadas en la India hasta alcanzar un 17%, reduciendo la cantidad de piezas que se importaban de los Estados Unidos.

En 1958 los Mahindra fabricaban 5500 vehículos por año, en 1961 ya fabricaban más de 10000 y en 1984 ya eran 18000. Mahindra fabricaba los modelos CJ-3B y una variante del CJ-4 alargada y que solo se fabricaba en la India, pero además tambien fue consiguiendo licencias para fabricar modelos que habían quedado ya obsoletos en sus paises de origen, como scooters italianas, motocicletas Royal Enfield, Morris Oxford…

En 1991 la compañía Mahindra, pasó de importar kits de piezas para fabricar Jeeps, a vender kits a Irán para que estos fabricasen sus propios Jeep.

Actualmente se siguen fabricando Jeep Mahindra en la India, además otra curiosidad es que a partir de los 90 empezaron a fabricar Jeep Mahindra con motores Peugeot, lo que aproximó a la empresa india un poco más hacia Europa.

Se puede decir que si compras un Jeep Mahindra, estás comprando un Jeep de nueva fabricación pero con un diseño antiguo. Por esta razón los Jeep de Mahindra son conocidos y utilizados sobre todo por aficionados a los 4×4.