No podemos conducir por ti… estamos contando el dinero