Bajo el lema Urban Mobility se esconde el nuevo prototipo de BMW que verá la luz en el Salón de París y que será la base del futuro crossover BMW X1, el hermano pequeño del X3 y del X5 que competirá directamente con modelos asentados como el Toyota RAV4 y con otros recientes como el Nissan Qasqhai y los próximos Audi Q5 y Mini Crossover.

Se trata sin duda de una propuesta moderna con un claro objetivo de calar en el público más joven y de ofrecerles una nueva propuesta sin la desmesura (en precio y tamaño) de un todoterreno y un paso por encima de los compactos que habitualmente triunfan en este tramo de de edad.

Vía: Motorpasion



  1. Esto está un poco vacío, ¿por qué no compartes tu opinión con nosotros y envías el primer comentario?