El Bugatti Veyron ya puede viajar sin capota a más de 400 km/h