El romanticismo de pilotos que a bordo de un coche o una moto se enfrentan a las condiciones extremas del desierto, contrasta con la cruda realidad de los 54 fallecidos que ha habido en la historia del mítico Rally Dakar, de los que tan solo 20 competían en la carrera. De hecho su propio creador, Thierry Sabine falleció en un accidente de helicóptero mientras supervisaba el rally que años antes había fundado.

Nunca he sido un defensor a ultranza de esta competición, no obstante y más para un fanático de los automóviles como yo, una competición que exige sacar el 100% de tu vehículo, enfrentarte a las condiciones extremas del desierto, un reto de supervivencia y orientación, merece todo mi respeto.

El problema es que desde sus inicios el Rally Raid más famoso del mundo ha tenido que soportar demasiadas muertes y no ya solo de pilotos que por desgracia y sabiendo a lo que se arriesgaban han dejado su vida en el continente africano, sino niños y niñas, algunos incluso acompañados por su madre, que han fallecido por atropellos en una competición que por sus propias características es imposible organizarla de manera que estas cosas no sucedan.

Repito que para los aficionados al automovilismo esta competición siempre será todo un reto que une al hombre y la máquina para enfrentarse a la naturaleza más extrema, pero eso no quita que aún quede mucho para garantizar la seguridad de los pilotos y de los habitantes de las zonas por donde discurre y no aumente la lista de fallecidos.

Mi esperanza era que con su llegada al continente americano, el Dakar aumentase su seguridad, pero parece que visto lo visto las situaciones peligrosas se siguen dando, de hecho en una de las primeras jornadas en territorio argentino estuvo cerca de producirse una tragedia por la imprudencia del público colocado demasiado cerca del recorrido y un piloto desorientado que convirtió una curva en una recta.

No ha sido el único incidente, de hecho ya ha habido atropellos aunque por suerte sin fallecidos [eloncedigital.com.ar]

No obstante algunos van más allá [Guillermo Donari] y hablan de los daños que producirá el Rally Dakar a su paso por terrenos ya de por sí castigados por la naturaleza como el desierto de Atacama, donde los daños ecológicos podrían ser importantes así como la posible destrucción de patrimonio arqueológico con más de 12.000 años de antigüedad.

Evidentemente la imposibilidad de la organización para asegurar el recorrido radica en que para empezar las Etapas son muy largas, algunas llegan incluso hasta los 665 km, por otro lado el recorrido no está dividido en tramos señalizados ya que se compone de puntos de control a los cuales tienen que llegar los pilotos empleando su sentido de la orientación y sus recursos guiados por la conocida Biblia del Rally Dakar. Por eso mismo los niveles de seguridad no pueden llegar a los de una carrera del Mundial de Rallies del WRC.

Repito la importancia del Rally Dakar para el automovilismo de esta competición, no obstante la continuidad de este rally dependerá en gran parte de que la seguridad se extreme y se garantice en la medida de lo posible, ya que los accidentes mortales nunca podrán evitarse del todo.

En fín, esperemos que en las próximas ediciones la seguridad aumente, gracias sobretodo a la tecnología que ya evita que motocicletas, coches y camiones choquen en la carrera, y la lista de fallecidos no aumente.

Nos quedaremos con lo positivo, Carlos Sainz es líder y hoy comienza la Novena Etapa que discurre por el temido Desierto de Atacama. Podeis seguir los tiempos en directo en la web oficial [dakar.com], mientras tanto podeis ver algunas idílicas imágenes del Rally Dakar 2009 y el Top 20 de los mejores videos de la historia del Rally Raid más conocido del mundo.

Aquí teneis una lista con todos los fallecidos que ha habido en esta competición desde su creación:

  • 1979 – Patrick Dodin (motorista)
  • 1982 – Bert Oosterhuis (motorista) y un niño maliense
  • 1983 – Jean Noël Pineau (motorista)
  • 1984 – Una madre maliense muere y su hija queda gravemente herida
  • 1985 – Una niña nigerniana y una niña de Mauritania
  • 1986 – Yasuo Kaneko (motorista), Thierry Sabine (fundador del Rally Dakar)
  • 1988 – Kees Van Loevezin (copiloto de camión), Patrick Canado (copiloto de coche), una mujer y un niño en Mauritania, tres niños y una mujer en Mali
  • 1991 – Charles Cabannes (conductor de camión)
  • 1992 – Gilles Lallay (motorista)
  • 1994 – Michel Sansen (motorista) y un niño senegalés
  • 1996 – Laurent Gueguen (conductor de camión) y una niña guineana
  • 1997 – Jean Pierre Leduc (motorista)
  • 1998 – Cuatro personas a bordo de un taxi
  • 2003 – Bruno Cauvy (copiloto de coche)
  • 2005 – Jose Manuel Pérez (motorista), Fabrizio Meoni (motorista)
  • 2006 – Andy Caldecott (motorista), un niño guineano, Boubakar Diallo y un niño senegalés
  • 2007 – Elmer Symonds (motorista), Eric Aubijoux (motorista)
  • 2009 – Pascal Terry (motorista) y dos muertos por un accidente en un camión de apoyo logístico

Por cierto, no he incluido los nombres de los fallecidos por atropellos y accidentes, que no participaban en el Rally Dakar por que entre otras cosas la prensa no comenzó a publicarlos hasta 2006.

Más información: Wikipedia

Comparte este artículo en otras redes sociales:
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Digg
  • del.icio.us
  • BarraPunto
  • BlinkList
  • blogmarks
  • email
  • Live
  • Slashdot
  • StumbleUpon
  • Wikio
  • Bitacoras.com
  • MySpace
  • RSS
  • Technorati
  • Twitter
Si te gustó Historias del Motor subscríbete al Feed RSS.
También puedes seguirnos en Twitter.


  1. Esto está un poco vacío, ¿por qué no compartes tu opinión con nosotros y envías el primer comentario?




Get Adobe Flash playerPlugin by wpburn.com wordpress themes