Nuvolari: así era el automovilismo en 1935