Historias del Motor

Desempaquetando el Lamborghini Reventon nº1

Seguro que más de una vez en la vida hemos sentido esa sensación de desempaquetar un producto nuevo, ver la caja y tratar de adivinar el tamaño de lo que tiene en su interior, quitar el celofán, romper los precintos de la caja, abrirlo, quitar el resto de embalajes que evitan que el producto se pueda dañar en la caja y admirar lo que encontramos en su interior.

Si alguna vez hemos sentido esa sensación con un simple móvil, mp3, un instrumento…

No puedo ni imaginarme que se debe sentir al recibir un auténtico Lamborghini Reventon embalado, ver la austera pero gigantesca caja con el inimitable logotipo de Lamborghini e ir desembalando poco a poco un automóvil único en su especie basado en el caza F-22.

Cuando decimos que en la vida podremos sentir algo así no nos equivocamos, y es que el afortunado que recibió este superdeportivo tiene la suerte de poder gastarse más de 1 millón de euros e inimaginables contactos para hacerse con la unidad número 1 de un superdeportivo del que solo se han fabricarán 20 ejemplares. y que parece que fue adquirido en el concesionario de Lamborghini de Las Vegas.

Hubiera pensado que para adquirir un coche así como mínimo te tocaría ir a Sant’Agata (Italia) y poner los medios para recogerlo, pero está claro que la marca tiene que ofrecer todas las comodidades posibles a un comprador que va a desembolsarse más de 1 millón de euros en uno de sus productos.

En fín, contemplad las imágenes y alucinad con esta escena que parece sacada del más húmedo de los sueños de un fanático de los automóviles.

Tiene alguna pregunta o comentario?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *