Maserati GranCabrio Sport: el tridente con el cielo por montera Descapotables