P11: ¿digno sucesor del McLaren F1?