Historias del Motor

Mercedes “alas de gaviota”: ayer y hoy

Hace 55 años Mercedes-Benz deslumbraba a todos los asistentes al Salón de Nueva York con su 300 Sport Leicht (en castellano, Deportivo Ligero), un espectacular biplaza que más tarde sería conocido como el alas de gaviota, por sus características puertas de apertura vertical.

Dicen que la historia se repite siguiendo un ciclo y eso mismo es lo que debieron pensar en Mercedes-Benz. Hoy, 55 años después, el Salón de Frankfurt ha sido el escenario escogido por la emblemática marca alemana para presentar su nuevo “alas de gaviota” el impresionante Mercedes SLS AMG.

Nueva York 1954: Mercedes 300SL “alas de gaviota”

Los 212 CV del deportivo de los años 50 parecen ridículos hoy en día al lado de los 570 CV del “alas de gaviota” del siglo XXI. Los tiempos cambian y el rugido de los motores de gasolina atmosféricos dará paso en 2013 a un indescriptible zumbido que será el único ruido que oigamos del motor eléctrico que moverá al SLS AMG eDrive, el “alas de gaviota” eléctrico.

A estas alturas parece que esta será una de las últimas oportunidades que tendremos de ver en acción al impresionante motor V8 atmosférico de 6,3 litros de AMG. Las nuevas normativas de emisiones son cada vez más duras y los fabricantes optan hoy en día por motores de menor cilindrada que consiguen más potencia gracias a la sobrealimentación, por lo que los atmosféricos de gran cilindrada tienen los días contados.

Frankfurt 2009: Mercedes SLS AMG “alas de gaviota”

En fín, parece que los tiempos cambian pero en algunos aspectos por suerte todo sigue igual, Mercedes-Benz ha resucitado un mito, el mito del “alas de gaviota”.

Fuente: Mercedes-Benz
Fotografías: Mercedes-Benz y Autogespot