Mercedes CLK Shooting Brake en París