Mercedes CLS Shooting Brake: el familiar de lujo