Historias del Motor

Mercedes-Benz Renntransporter: el camión que transportaba las “flechas de plata”

La primera mitad del Siglo XX fue una época gloriosa para Mercedes-Benz en el aspecto deportivo.

Con sus flamantes bólidos triunfando en los circuitos, en 1954 la marca alemana necesitaba un camión con estilo para transportar sus preciadas flechas de plata de la Formula 1, fue entonces cuando se fabricó de manera totalmente artesanal el impresionante Renntransporter, un camión apodado como el milagro azul que despertaba tanta expectación allá donde iba como los bólidos que transportaba.

Sin duda alguna, más de 50 años despues de su fabricación sigue resultando sorprendente el innovador diseño empleado por Mercedes-Benz para hacer del Renntransporter una máquina extraordinariamente rápida que se encargaba de transportar a sus espaldas el mítico 300 SLR.

Su característico diseño de lineas redondeadas, faros circulares, la poca distancia entre ejes de apenas 3 metros que obligaba a que la cabina del conductor sobresalga casi 2 metros! y sobretodo lo más llamativo de todo es su escasa altura, de hecho apenas medía 1,75 metros, haciendo que el coeficiente de rozamiento aerodinámico fuera menor.

El motor no podía ser menos impresionante, este camión que pesaba poco más de 2 toneladas en vacío se movía gracias a un motor de seis cilindros en linea y 2996 cc que montaba originalmente el Mercedes-Benz 300 SL, más conocido como alas de gaviota, con una potencia de 192 cv a 5500 rpm, siendo capaz de alcanzar los 170 km/h cargado con un vehículo. Realmente impresionante.

La desaparición de Mercedes-Benz del ámbito de la competición tras la tragedia de Le Mans en 1955 envió el precioso Renntransporter al “dique seco”, siendo desguazado inevitablemente en 1967.

No obstante, el Mercedes-Benz Renntransporter fue reconstruido por completo en los años 90 y se presentó en 2001 en el Festival of Speed de Goodwood, al sur de Inglaterra, asombrando a propios y extraños casi 50 años despues de su creación.

Estas fotos son del modelo reconstruido, que actualmente se expone en el Museo de Mercedes-Benz en Stuttgart donde sigue siendo el objetivo de todos los flashes de los impresionados visitantes que tienen la oportunidad de ver esta joya del automovilismo reconstruida.

Tiene alguna pregunta o comentario?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *