Ante todo, Porsche no se olvida de sus orígenes