SMART y la máquina de vending definitiva