Volkswagen Golf GTE: el híbrido deportivo