Historias del Motor

Otro superdeportivo más hecho añicos, en este caso es un Lamborghini Murcielago propiedad del ciclista Tom Boonen, que por evitar atropellar a un gato se salió de la carretera y acabó estampando su flamante Lamborghini Murcielago.

El Lamborghini Murciélago que compró de segunda mano en octubre está valorado en más de 300 mil euros y debido a que no iba muy deprisa, Tom Boonen no sufrió daños, según afirma no iba a más de 35 km/h, aunque teniendo en cuenta los daños, el vehículo que es y que su versión es que dió un volantazo para evitar al gato y se salió de la calzada, dudo que a 35 km/h puedas tener un accidente con un Lamborghini Murcielago de estas características.

Estas son las palabras del accidentado:

“Hacia las nueve de la noche del lunes rodaba con mi coche por los alrededores de Balen. El tráfico era fluido, pero un gato se cruzó en mi camino. Intenté evitarlo y lo